Nuestras asociadas participan libremente y mantienen su asociatividad y su aporte personal a los fines institucionales, por voluntad propia y se benefician de todos los servicios directos e indirectos que proporciona la REDMEP a través de todos los medios y espacios que gestiona.

Cada asociada está adscritas según su vinculación de ejercicio profesional o  conforme el sector empresarial al que pertenecen y la naturaleza de su empresa propia.

Las categorías que diferencia la REDMEP para su asociatividad son:

Para todas las empresarias que han transitado por el largo camino del aprendizaje y  la consolidación de la experiencia, el crecimiento y su desarrollo empresarial, encontrándose al momento de su afiliación como empresaria de éxito.
Para todas las mujeres profesionales, especializadas en las más diversas materias, independientes o dependientes y que consideren la importancia de la asociatividad y el trabajo en equipo como medio para lograr las más difíciles metas.
Para todas las mujeres empresarias iniciadas en el mundo empresarial, con empresas formalizadas en cualquiera de las formas, con poca o mucha experiencia en su sector, que son líderes de sus propios negocios, que se encuentran en la etapa de crecimiento o consolidación y que tienen sueños de ser mujeres de alto éxito empresarial.
Para todas las mujeres que se iniciaron o están en proceso de iniciarse como emprendedoras de un negocio o cualquier actividad que les genere ingresos y utilidades económicas directas.  Para todas las mujeres que sueñan con generarse un ingreso complementario a los suyos, para todos los que sueñan con mejorar sus condiciones de vida y convertirse en artífice de sus propio destino.